Trabajos diCom

El cuerpo como constructo teórico-discursivo. Semioesfera corporal

Este estudio se adentró en un espectro de consideraciones alrededor de la cuestión corporal y su estructura discursiva, instaurando una nueva macroestructura significante que reunió convergentemente, todo aquel discurso teórico e iconográfico que diferentes microestructuras disciplinares han contenido o generado. Nuestro aporte a estos conceptos incluye los distintos discursos corporales y sus áreas de pertenencia que se instalan evidente o subrepticiamente en la esfera del diseño y son absorbidas inconscientemente por la actividad proyectual en acto, creando de este modo un puente entre las ciencias y la teoría del diseño, con las consecuentes consideraciones ergonómicas y funcionales establecidas durante el proceso proyectual.

Para el marco teórico axial nos centramos en la Escuela de Tartu, que aborda específicamente la semiótica de la cultura, destacándose personalidades como Uspenski y Lotman. Es este último quien transfiere conceptos de la biología a sus investigaciones y los remite al funcionamiento e interacción entre formaciones semióticas de diversos tipos y estructuras organizativas, formulando el concepto de semiosfera, que caracteriza como: “espacio semiótico fuera del cual es imposible la existencia misma de la semiosis (…) sólo la existencia de tal universo (…) hace realidad el acto sígnico particular.”

Luego, dentro de cada semiosfera discursos textuales y/o icónicos pueden satisfacer dos temas que aparentemente no están relacionados pero que un tercero vincula desde otro nodo conceptual. Del mismo modo, la iconografía utilizada dentro de cada entidad discursiva desempeña un rol influyente y determinante dentro del imaginario individual y social. Tales representaciones imaginarias conformarán en el individuo el cuerpo deseado o reglado según cada disciplina, el momento histórico y el que la circunstancia dicte. Un primer ejemplo de ello sería la anatomía humana, estudiada por la medicina como entidad funcional por la psicología como revelador de zonas erógenas y por la moda que destaca o disimula esas zonas marcando de uno u otro modo la identidad sexual de su portador.

Después de este recorrido teórico aplicamos tales conceptos a nuestro objeto específico vinculándolos y poniendo a prueba la solidez de nuestras hipótesis. Fue posible emprender tal tarea porque, si bien el núcleo discursivo de cada ciencia considera un cuerpo que hace particular hincapié en su área construyendo cuerpos sustancialmente diferentes, al vincularlos desde estas líneas semióticas se conforma un gran grupo, una red que instala y estructura nuestra semiosfera o gran espacio de sentido.

Al concluir la primera etapa de este estudio, logramos conceptualizar el cuerpo como resultado de un tipo de meta discurso previo, como acontecimiento construido que instaura un sentido particular y específico. Su misma existencia física, su materialidad es “comprendida” y “sentida” personal y relacionalmente, desde el discurso que la sustente. No es lo mismo el cuerpo religioso, el cuerpo que proyecta el pensamiento mágico que el cuerpo filosófico, el psicológico o el anatómico o fisiológico. Cada disciplina entonces, si bien hace un recorte, instaura un discurso particular brindándonos un cuerpo que considerado en su totalidad es polivalente y multifacético. Siguiendo el pensamiento y el espíritu de Lotman, potenciado por los términos Merleau Ponty (1957) por cuanto “hay muchas formas de que el cuerpo conforme un cuerpo, del mismo modo que se dan demasiadas maneras en que la conciencia se revela como conciencia”, nosotros pretendemos instalar, respecto a la concepción corporal, el concepto desde el cual: el cuerpo construye un campo específico y plurilingüe de sentido, es decir, instaura multidiscursivamente su propia semiosfera.

Ahora bien, desde allí todo diseñador debe conocer la individualidad del sujeto para el cual diseña su objeto y cuáles son las respuestas espaciales u objetuales -pero siempre comunicacionales- que éste necesita no sólo dentro de lo meramente individual sino también desde la mítica corporal personal, social y discursivamente establecida.

Este texto corresponde a la síntesis del Trabajo Final Integrador realizado para la obtención del título de Especialista en Diseño Comunicacional.

DICOM Maestría en Diseño Comunicacional | FADU Facultad de Arquitectura, Diseño y Urbanismo | UBA Universidad de Buenos Aires